Akamai Diversity

El Blog de Akamai

Presentación de Akamai Edge DNS

Jonathan Zarkower, el director sénior de Marketing de Productos de Akamai

En Akamai, nuestro lema es que "la seguridad inteligente empieza en el Edge". Es por ello que nos complace anunciar que vamos a cambiar el nombre de nuestro servicio de DNS autoritativo, hasta ahora conocido como Fast DNS, a Edge DNS. No se preocupe si ya es cliente de Fast DNS, ya que, de momento, se trata de un simple cambio de nombre. No obstante, este anuncio también marca el comienzo de la siguiente fase en el desarrollo de nuestros productos de DNS autoritativo. Con el tiempo, Edge DNS evolucionará como producto de varias maneras, lo cual es una buena noticia tanto para nuestros clientes como para Akamai.

Decidir el nombre de un producto nunca es fácil; cambiarlo, menos aún. La decisión de cambiar el nombre de Fast DNS no se tomó a la ligera. Tras valorar nuestra hoja de ruta, nos planteamos si el nombre "Fast DNS" era el más adecuado teniendo en cuenta el futuro del producto (no porque "Fast DNS" no sea "rápido"). Siga leyendo para descubrir más.

El DNS es fundamental, tanto para Internet como para Akamai

La empresa de investigación Strategy Analytics estima que el número de dispositivos conectados a Internet alcanzará los 38 600 millones en 2025 y los 50 000 millones en 2030. Dado que prácticamente todos los dispositivos que intentan acceder a un recurso de Internet inician una transacción de DNS, no se puede infravalorar la importancia del DNS para el mero funcionamiento de Internet. En otras palabras, el DNS es la raíz de todas las interconexiones; es un centro neurálgico de Internet. En vista de las previsiones de crecimiento, no es de extrañar que el DNS se haya convertido en una tecnología estratégica para muchas organizaciones.

Internet, tal y como lo conocemos, tampoco funcionaría sin redes de distribución de contenido como Akamai Intelligent Edge Platform. Los fundadores de Akamai tenían razón cuando, a finales de los años 90, supusieron que el crecimiento de Internet sería insostenible sin la capacidad de ofrecer contenido web desde una gran red distribuida de servidores "en el Edge", en vez de a partir de unos pocos orígenes centralizados. Así es. Antes de que el término "Edge" se pusiera de moda en el sector, Akamai prácticamente ya había inventado el concepto. Y el método de distribución de contenido que idearon Tom Leighton, Danny Lewin y el equipo original de Akamai a partir de sofisticados algoritmos matemáticos tenía como base el DNS.

El DNS está en el ADN de Akamai

Debido a que la disponibilidad de la plataforma de Akamai era (y es) tan importante para la fiabilidad de nuestros servicios, y debido a que el DNS era (y es) un componente fundamental para nuestras funciones de asignación de contenido, los ingenieros de Akamai se obsesionaron desde el principio con la creación de la infraestructura de DNS más potente, escalable y resiliente del mundo. No hay duda de que tuvieron éxito. Los clientes de nuestro DNS gozan de una tranquilidad total, pues su servicio está basado en una red global altamente resiliente constituida por miles de servidores, que funciona muy cerca de sus usuarios finales y clientes gracias a su presencia en más de 40 países y en cientos de ciudades de todo el mundo. Nuestros ingenieros también han contribuido de forma significativa a los estándares de DNS y a las iniciativas del sector, siempre en busca de innovar en beneficio de nuestros clientes.

Así pues, no es de extrañar que el éxito de Akamai en el campo del DNS se tradujera en un triunfo aún mayor, ya que los clientes empezaron a preguntar si podían utilizar nuestra red DNS de alta fiabilidad para su propia infraestructura DNS. Esto llevó a Akamai a lanzar un servicio denominado Enhanced DNS (eDNS), cuyo nombre se cambió posteriormente a Fast DNS. Además, los algoritmos de asignación de contenido basados en DNS de Akamai fueron aprovechados para la creación de un popular servicio de balanceo de carga global entre servidores basado en la nube, conocido como Global Traffic Management (GTM). Más recientemente, Akamai ha hecho una inversión importante en tecnología de DNS recursivo, incluyendo dos adquisiciones (Xerocole y Nomoinum) que han reforzado significativamente nuestra capacidad para proteger a las empresas y los usuarios finales frente al phishing, el malware y otras amenazas específicas. De hecho, "el DNS está en nuestro ADN" es una frase que se escucha con bastante frecuencia en Akamai, porque es la verdad.

A pesar de este historial, nunca nos hemos promocionado realmente en el ámbito del DNS, quizá porque el DNS es una tecnología "asumida", algo que a veces damos por sentado.

Nuestros productos de DNS mejoran nuestras carteras de productos de rendimiento y seguridad

Akamai nunca se ha dormido en los laureles. Aunque todavía se nos conoce como una empresa de redes de distribución de contenido (CDN), ahora abarcamos mucho más, y hemos trascendido nuestra posición de referencia en la distribución de contenido para liderar la seguridad en el Edge. A medida que nuestro negocio de seguridad crecía y el DNS se convertía en vector de ataque popular entre los delincuentes de Internet, los clientes comenzaron a decirnos que, para ellos, Fast DNS no era tanto un producto de rendimiento, sino un producto de seguridad que complementaba a la perfección nuestras populares soluciones de WAF y mitigación de DDoS. Su resiliente arquitectura, su escala mundial y la capacidad de seguir funcionando incluso durante un ataque, además de su compatibilidad con DNSSEC (que, sorprendentemente, no ofrecen otros proveedores de DNS de primera línea), han hecho que Fast DNS sea una opción muy atractiva para los clientes que realmente comprenden que, sin un DNS activo, Internet no puede funcionar. Además, su capacidad para actuar como servicio de DNS secundario en casos de interrupción del DNS primario potencia aún más ese atractivo. En resumen, aunque existen otros servicios de DNS, creemos que ninguno es tan seguro ni tan fiable como el de Akamai.

Retomando el hilo anterior: no es que Fast DNS (o, mejor dicho, Edge DNS) no sea "rápido". Ciertamente, incluye funciones que aceleran las respuestas de DNS y, para que no haya lugar a dudas, tenemos previsto escribir sobre rendimiento de DNS en una futura entrada del blog. No obstante, en vista de las numerosas capacidades del producto, tanto actuales como futuras, no necesariamente relacionadas con la velocidad, teníamos la sensación de que el nombre Fast DNS ya no representaba al completo todas las funciones y ventajas del producto.

¿Por qué "Edge DNS"?

Repasemos brevemente los tres puntos anteriores:

  1. El DNS es un elemento fundamental, tanto para Internet como para Akamai.
  2. El DNS está en el ADN de Akamai, aunque no siempre ha sido nuestro reclamo.
  3. Nuestros productos de DNS mejoran nuestras carteras de productos de rendimiento y seguridad.

En este contexto, fueron dos los factores que nos hicieron decidirnos por Edge DNS:

  1. El deseo de adoptar un nombre que no se relacione con ningún atributo específico (rápido, seguro, fiable, etc.), sino con nuestra posición más amplia como líderes mundiales en servicios en el Edge.
  2. Nuestra inversión en funciones y mejoras que, con el tiempo, cubrirán un amplio espectro de necesidades de clientes y del mercado relacionadas con la seguridad, el rendimiento, la facilidad de uso y DevOps.

Otro factor es que, sencillamente, se trataba del momento adecuado. Dado el emocionante momento que vive Akamai en relación con el DNS, ¿por qué no generar un poco de expectación en torno a nuestra cartera de DNS? Además, el DNS sigue siendo tan crucial para nuestros clientes como siempre. Con este nuevo nombre y una hoja de ruta renovada, creemos que nuestros clientes estarán encantados con la evolución de Edge DNS. Le invitamos a seguir informándose sobre Edge DNS viendo el material adicional relacionado con este anuncio, al que puede acceder desde nuestro sitio web o la Comunidad de Akamai:

Le damos la bienvenida a la nueva generación de DNS de Akamai. Le damos la bienvenida a Edge DNS.